CAASD restablece operaciones en mayoría de sus acueductos tras tormenta Laura

CAASD

QUE POLÍTICA, SANTO DOMINGO.- El director general de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), ingeniero Felipe Suberví, informó que la mayoría de los acueductos de la institución ya está en funcionamiento, tras haber sido afectados por las lluvias generadas por el paso de la tormenta tropical Laura por el país.

“De unos 10 sistemas que se vieron impactados por este fenómeno, no tenemos ninguno de ellos al día de hoy fuera de servicio al 100%. Están fuera de operación, pero parcialmente, algunos pozos del municipio Santo Domingo Norte y el acueducto de Duey, que está operando a un 50% de su capacidad, por la limpieza que requiere”, precisó el funcionario.

Suberví manifestó que el seguimiento continuo antes, durante y después del fenómeno atmosférico “fue posible gracias al protocolo que hemos seguido con la puesta en marcha de nuestro Plan de Contingencia contra Tormentas y Huracanes”.

En ese orden, detalló que operan al 100% los sistemas Valdesia, Haina, Isabela, Barrera de Salinidad y los campos de pozos del municipio Santo Domingo Este. Mientras que el sistema Isa funciona parcialmente este lunes.

Los campos de pozos del municipio Santo Domingo Este salieron de servicio por la caída de árboles y de algunas antenas sobre el tendido de media tensión eléctrica que los abastece, pero en la noche de ayer entraron en servicio. Lo mismo ocurrió con los sistemas Haina e Isabela.

Agregó que ya entró en operación el sistema por bombeo del acueducto Isa Mana y que esperan que esta tarde entre en servicio su sistema por gravedad, con lo que quedará operando a plenitud.

En el caso del sistema Duey, le harán una limpieza con equipos pesados para retirar los cúmulos de arena y grava que se producen cada vez que ocurren grandes lluvias que causan la crecida de los ríos.

Los campos de pozos del municipio Santo Domingo Norte estaban fuera de servicio por interrupciones eléctricas de la empresa Edesur y ya están entrando en labor. Pero, según el protocolo del plan de contingencia de la CAASD, se debe medir la humedad al embobinado de sus motores eléctricos antes de entrar en funcionamiento tras grandes lluvias como estas, para evitar que se quemen, explicó.

“Nuestro personal de electromecánica ha estado trabajando las 24 horas, por lo que entendemos que en la tarde de hoy los campos de pozos del norte quedarán en servicio al 100%, lo que es una buena noticia para la ciudadanía”, sostuvo.

“Este plan de contingencia que hemos puesto en ejecución contempla tener suficientes sustancias químicas en nuestras plantas potabilizadoras, ya que los niveles de turbidez (de agua sucia) aumentaron de manera extraordinaria y eso se combate con sulfato de aluminio. Dispusimos tener en stock suficiente cantidad de este producto para que ningún acueducto saliera de servicio por este motivo”, explicó Suberví.

Sobre los niveles de las presas

Antes del paso de la tormenta Laura, la presa de Jigüey estaba en la cota 527.19 metros sobre el nivel medio del mar (MSNM) y hoy está en la 532.22 MSNM, con un aumento de su nivel en cinco metros.

Eso significa bastante agua, ya que el caudal del río Nizao llegó a estar en más de los 200 metros cúbicos por segundo. La presa de Valdesia estaba en la cota 145.50 MSNM antes de la tormenta y hoy está en la 146.70. Es decir, que aumentó 1.20 metros.

“Tenemos suficiente agua almacenada para el resto de este 2020 y el año 2021 para el acueducto Valdesia Santo Domingo. En los embalses de estas presas todavía podemos aguantar un buen volumen del líquido. Este sistema es nuestra principal fuente de abastecimiento, ya que produce aproximadamente el 38% de toda el agua que recibe el Gran Santo Domingo y ahora la tiene garantizada”, refirió el director de la CAASD.

“Para nosotros este volumen acumulado en las presas de Jigüey y Valdesia es una bendición, porque eso garantiza el abastecimiento para nuestro principal acueducto, el que más produce y el de menor costo de operación, porque es un sistema por gravedad”, dijo finalmente el ingeniero Suberví.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente