Presidente Luis Abinader encabeza acto del Día de la Biblia

Luis Abinader

QUE POLITICA, SANTO DOMINGO.- El presidente Luis Abinader encabezó esta tarde la celebración del Día Nacional de la Biblia, instituido mediante la ley número 208-84, y que celebra desde el 1984.

En la actividad, realizada en el salón Las Caríastides del Palacio Nacional, el director y enlace del Poder Ejecutivo con las Iglesias Evangélicas, pastor Dioris Astacio, resaltó que el amor por la Biblia en el país no es una imposición de los cristianos, sino un legado patriótico.

“Al reconocer hoy a la Biblia, nuestro Gobierno le está diciendo a los dominicanos que respeta los valores que enarbolaron nuestros padres de la Patria, y que hemos decido caminar por el sendero que nos dejaron”, afirmó.

El también coordinador del Gabinete de la Familia, agradeció al primer mandatario y a la primera dama, Raquel Arbaje, el apoyo de ambos para poder llevar a cabo el encuentro.

Astacio destacó que, desde la campaña, el presidente Abinader tomó en cuenta a las Iglesias para a través de ellas combatir los estragos sociales que dejó la pandemia, por lo que el acto a la Biblia es una ratificación de su amor a Dios y que su palabra no es valor escrito en una pared, sino que es parte de su conducta de vida y la de su familia.

Los valores en la conducta humana

Astacio también trató el tema de los valores en la conducta humana. Indicó que “si usted valora algo, debe practicarlo. Si usted valora el matrimonio, usted debe valorar a su pareja”, enfatizó.

Dijo que los padres de la patria dejaron valores que están enmarcados y entretejidos en los emblemas nacionales, los cuales encierran la guía para llevar al país por el rumbo correcto. Entre estos citó a la verdad y la libertad, así como el respeto a Dios y la patria, todos plasmados en el libro sagrado. Destacó que la bandera dominicana es la única en el mundo que posee en su escudo la Biblia abierta, “dándonos a entender la necesidad de leerla y llevarla a la práctica”.

“Señor Presidente, en este salón están congregados hombres y mujeres responsables de instruir a este pueblo para andar en la verdad. Para respetar la ley, para amar a su vecino, para obedecer a las autoridades, para pagar sus impuestos, para ser buenos padres”, argumentó el director y enlace del Poder Ejecutivo y las Iglesias Evangélicas.

Mientras que, el secretario general adjunto de la Conferencia del Episcopado Dominicano, el padre José Joaquín Domínguez, agradeció la oportunidad brindada como cristianos, sin importar la denominación, de celebrar el Mes de la Biblia, para honrar y reconocer el valor que tiene para el pueblo dominicano la Sagrada Escritura.

De su lado, la secretaria general de la Sociedad Bíblica Dominicana, Carmen Checo, al hablar del marco histórico de las Sagradas Escrituras, manifestó que estas tienen un gran significado, y resaltó que el presidente Luis Abinader haya celebrado el Día de la Biblia junto a todos los cristianos.

Consideró que la Biblia es lo mejor para los pueblos, ya que siguiendo sus mandatos se obtiene una mejor sociedad y se pueden combatir los males que la aquejan de una forma más adecuada.

Carmen Checo entregó un ejemplar de la Biblia al presidente Abinader, a la vicepresidenta Raquel Peña y a la primera dama Raquel Arbaje.

Al final de la celebración, el pastor Otto Sánchez realizó una exhortación sobre la importancia de la Biblia. Consideró que es una herencia e identidad de toda la nación y consideró que “celebrar a la Biblia es celebrar a Cristo”.

El jefe de Estado estuvo acompañado por la vicepresidenta, Raquel Peña; la primera dama, Raquel Arbaje, el presidente de la Confraternidad Evangélica Dominicana (CONEDO), Jorge de Duarte y el pastor, Magdiel Taveras; el superintendente del Concilio de Asambleas de Dios, Nércido Borg Cedeño; el obispo del Concilio Iglesia de Dios, Mauro Vargas; el pastor de la Iglesia Bautista, Miguel Núñez y el obispo del Concilio de Iglesias, Hipólito Suero, así como otros representantes de las comunidades cristianas.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente