¡Al PLD le toca responder por los platos rotos!

Jesús M. Guerrero

QUE POLITICA, OPINIÓN.- “Es sabido que la identidad personal reside en la memoria y que la anulación de esa facultad comporta la idiotez.” Jorge Luis Borges

Durante los dos mandatos consecutivos de Danilo Medina frente a la cosa pública, desde que salió victorioso del torneo electoral del año 2012 y rompió todo medio institucional para preservar el poder cuatro años más tarde, llegando a someter al país a un estado de desasosiego en busca de la reelección perdida que transmutó en el camino plagado de fallas, a una intentona reeleccionista en otro cuerpo que fracasó rotundamente.

La desesperación es evidente en la acera morada, todos los días alegan que son víctimas del uso abusivo del poder, irónicamente todos sabemos cómo fue el uso desmedido del poder por parte del PLD para desmembrar todo pulmón de la oposición política desde el secuestro de las Altas Cortes para anular cualquier articulación disidente contra su gestión populista.

Es tiempo de pagar los platos rotos de años sometiendo al país a una corrupción sin precedentes, abusos de poder y todo tipo de fullería cometida desde la cobijadora sombra del poder, pero al fin y al cabo una simple sombra que al final desaparece. Se montaron en el populismo de derecha con matices neoliberales, creyendo que nunca saldrían del poder.

En el libro Del fascismo al populismo en la historia, autoría de Federico Finchelstein, cita algunas características del populismo, las cuales plasmo en este escrito: “Una teología política fundada por un líder del pueblo mesiánico y carismático, idea de que los antagonistas son el antipueblo, una visión débil del imperio de la ley y la división de poderes, la idea homogeneizadora de que el pueblo es una entidad única y que, una vez el populismo convertido en régimen este pueblo equivale a sus mayorías electorales, el antagonismo profundo contra el periodismo independiente y antipatía hacia el pluralismo y tolerancia política.”

La alta dirigencia del PLD, tendrá que responder por su locura de poder, todo producto del populismo que plago el aparato estatal los últimos 8 años, desde su loca intentona de modificación para fines reeleccionistas, derrota tras derrota en las Altas Cortes con las fracasadas tesis jurídicas por encargo pagadas con el erario y que son motivo de burlas en la comunidad jurídica.

Tendrán que responder por Odebrecht, Punta Catalina, el asesinato de Yuniol Ramírez, el suicidio del arquitecto David Rodríguez en la OISOE y todos sus desmanes típicos de los hombres obnubilados por el poder. Luego de tantos años ejerciendo la jefatura del Poder Ejecutivo llenos de soberbia, es irónico verlos gritando antes de empezar a responder por sus actos.

Los lamentos desde la Casa Nacional morada empezaron con el pobre alegato de persecución política y todo empezó con la juramentación como Diputado al PARLACEN de Medina en busca de impunidad por medio de la inmunidad parlamentaria. De la presidencia ha caído al subsuelo, sin pena ni gloria. Las organizaciones políticas son tan fuertes como sus bases y tan vanguardistas como su liderazgo, al ver al dueño de la SRL morada, juramentado en el PARLACEN para huir de la justicia es evidente hacia donde se dirige el PLD.

Concluyo con el siguiente fragmento del libro David, biografía de un rey de Juan Bosch, citó: “Y sucede que los personajes que aspiran al poder o lo alcanzan solo valen cuando salen indemnes del juicio histórico. Para hombres de poder, el triunfo no está en alcanzarlo, sino en merecerlo.”

Por Jesús M. Guerrero

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente