Pensemos, reflexionemos, actuemos…

 José Miguel Díaz Cabrera

Qué Política, Opinión.- Si bien hemos escuchado que "perdiendo se gana" de lo que sí estamos completamente claros es de que perdiendo se pierde.

Hoy en día se vive en una lucha constante con los demás y una competencia con nuestros semejantes que hace más complicado lo que queremos hacer y lo retrasa todo.

Tenemos más interés en ganar la discusión que en resolver la situación.

Estamos más empecinados en decir "te lo dije" que en decir "lo logramos".

$ads={1}

Nuestra necesidad de tener la razón se sobrepone a nuestra capacidad de actuar de manera racional

Nuestra carencia de protagonismo se sobrepone a nuestra habilidad de resolver situaciones de forma colectiva.

Nuestra autopercepción de "sabelotodo" nos elimina la posibilidad de aprender diariamente algo nuevo y de flexibilizar nuestra habilidad de aprender.

Nuestro enfoque paradigmático se sobrepone a nuestra habilidad de enfrentar cambios y retos.

El tiempo de vida se nos pasa sin que avancemos mentalmente, porque nosotros mismos nos sumergimos en el retroceso, solo por no sentir que los demás tienen "la razón".

La errática idea de que "si las cosas no pasan por mis manos no se resuelven", nos da muestra que somos personas inflexibles e incapaces de confiar en los demás.

¿Quién nos volvió figuras de referencias?

¿Quién nos convirtió en antagonistas de nuestros semejantes?

¿En qué momento nos convertimos en personas tan hostiles?

Por José Miguel Díaz Cabrera

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia. Acepto Leer más